1.28.2012

I'm Agoraphobic and that's OK

Tenía que llegar el día en que me cansara de avergonzarme de una condición tan humana como el miedo.

Hoy públicamente (así a nadie le importe) confieso que sufro de trastorno de pánico y soy agorafóbica hace 13 años, lo sé hace 9 y desde entonces he tratado de hacerlo “secreto”.  Algo que sólo sabían las personas cercanas a mí y las que tarde o temprano terminaban dándose cuenta que había algo “raro” en mí.

Esta mañana me desperté como muchas otras mañanas en esta última década, con el corazón palpitando a millón, malestar en el estómago, sudoración, dolor y una sensación totalmente incómoda en el pecho.  Es un mal rato que para otros suena como algo sencillo, pero que para personas que padecemos esta enfermedad son un fantasma que nos persigue acabando con nuestra tranquilidad.

Aunque los síntomas desaparecieron al rato traté de seguir mi día normal pero volví a sentir que hoy NO podía salir.  Y aunque tenía que cumplir un horario en una empresa, NO pude ir. Y va más allá de la irresponsabilidad o falta de compromiso, tampoco es un capricho o pereza; es algo que nunca en la vida he podido describir con claridad.

Ser agorafóbico no es tan sencillo como la definición, no es “tener miedo a los espacios abiertos”; es tener miedo a los espacios abiertos, cerrados, con gente y solos.  Es un miedo intenso que vive en uno que le impide llevar la conocida “vida normal”.  Es una enfermedad que si bien tiene tratamiento vive ahí metida en la cabeza y aparece cualquier día a recordarme que siempre estará allí y que tal vez jamás lleve la vida que la mayoría de los que lee esto lleva.

La agorafobia es miedo a todo lo que puede hacer sentir miedo, miedo a tener esos síntomas horribles que hacen pensar que uno va a morir, miedo a estar lejos de casa, a estar en lugares llenos de gente; miedo a no saber dónde está la salida de algún lugar e incluso a alejarse de ella.

Miedo a estar fuera de la ciudad, en medio de la nada, sin acceso a un hospital que en medio de una crisis pueda atenderte.  Y con todos esos miedos nace el miedo a jamás llevar una vida profesional normal, o de pareja, incluso con amigos.

Es así como unoinvoluntariamente empieza a renunciar a las cosas que más quiere. En el 2003, no sólo empecé a evitar ir lejos de casa, no lo podía hacer sola; luego empeoró, no podía salir ni acompañada.  Ahí empecé a perder amigos, fui juzgada por personas de mi familia, tuve que cancelar mi carrera y llegó el día en que dejé de salir… Si, por completo y por un par de años!

Una época en la que me costaba entender cómo era que todas las personas que veía por la ventana estaban en la calle de una manera tan tranquila.  Cómo era que ninguno de ellos se enfermaba o pensaba antes de cerrar las puertas de sus casas.  Ellos podían ir hasta donde quisieran y yo ya ni recordaba en qué momento yo había llevado una vida así.

Ahí empezaron las excusas, siempre tenía que responder algo para justificar porque no iría a X evento, lugar o compromiso, por qué había dejado la universidad; por qué no salía, por qué todas mis fotos eran dentro de mi casa, por qué no iba  incluso a las citas médicas donde se suponía que todo esto mejoraría.

Estoy cansada de inventar excusas; - ¿acaso el mundo simplemente no puede entender que somos muchos los seres humanos que vivimos a otro ritmo, de otra manera, con otros límites?.  Y que eso no nos hace menos competentes, inteligentes o buenas personas?

Confieso que me asusta pensar en mi futuro, en que jamás podré conseguir un trabajo normal; que tal vez no voy a ejercer mi profesión, después de tanto tiempo tratando de terminar esta carrera… no entienden que también me he demorado tanto porque incluso más difícil que las materias y el estudio, ha sido ir hasta la Universidad tantas horas, prestar atención mientras lo único que a veces pasa por mi mente es irme a casa para estar tranquila.  Seguramente lo más difícil de todo el tiempo que llevo de estudiante fue decidir entrar a la Universidad, eso implicaba que desde ese día por al menos 5 años tendría que salir todos los días sin importar como me sintiera.

Y si, en la Universidad los profesores me conocen por mi ausencia,  muchos de ellos desconocen las razones, pero que aburrido es ir por la vida dando explicaciones de por qué uno no puede ser como el resto.  Acaso a los asmáticos, hipertensos, hipoglicémicos, o personas que padezcan otra enfermedad común les toca dar explicación de eso?  Por el sólo hecho de padecerla son comprendidos; pero las enfermedades mentales no se ven así, las personas las ven como debilidad o capricho, pero no pueden estar más alejados de la realidad.

Ojalá el mundo y las personas estuvieran más abiertas y en capacidad de no exigir que todos nos comportemos de la misma manera.

Tal vez me ganaré la vida siendo pastelera, pero estaré tranquila, sin presiones, sin ansiedad; no sueño viviendo una vida ajena, quiero vivir la mía de la manera más sana posible!
No quiero estar rodeada de personas que simplemente me juzgan, estos años han sido buenos para ir depuranto el círculo social... los que se quedan son los verdaderamente valiosos.

Hoy estoy triste, un tanto frustrada, hoy no salí… pero hoy no inventaré una excusa sin sentido para justificar que mi fantasma propio simplemente me pidió que hoy me quedara en casa…

5.29.2011

Primer Aniversario

Mañana cumplo mi primer año de casada y quiero compartir esta fecha tan especial con las personas cercanas a mí!!!
Gracias!





3.18.2011

Ayudemos desde cualquier lugar

Confieso que me ha afectado ver la situación por la que están pasando los Japoneses.

Un terremoto impresionante, un tsunami que acabó con todo en minutos y ahora los peligros de radiación nuclear.

No vale la pena recordar con detalle las cosas que han tenido que vivir los Japoneses los últimos 7 días, pero es importante que no olvidemos las personas que están en esta situación.

Aunque la atención está centrada en el peligro de las plantas nucleares NO PODEMOS OLVIDAR que hay personas que perdieron absolutamente todo, que están viviendo en refugios y comiendo lo que les lleven.  La primavera apenas va a empezar y aún se debe sentir muchísimo frío.

Desafortunadamente estamos muy lejos para hacer mucho más por ellos, pero hay cosas con las que podemos contribuir por lo menos para hacerlos sentir mejor.

Quiero compartir con ustedes links de lindos proyectos que han salido en estos días, aportemos a alguno y apoyemos las buenas causas.  Lo mejor, pensar que todo va a salir bien, enviar buenos deseos y oraciones si desean.

Gracias a los interesados.


Photobucket


Proyectos

  • Proyecto de las 1000 grullas: Conocen la historia de las 1000 grullas?  En Japón se dice que quien haga 1000 grullas de origami puede pedir un deseo y se cumplirá.
    Cuando la guerra mundial y la bomba atómica en Hiroshima mucha gente sufrió problemas de salud, una de ellas fue Sadako Sasaki, una niña que en el momento de la bomba atómica tenía 2 años... 9 años después le diagnosticaron leucemia, una amiga suya le dijo que si quería vivir doblara 1000 grullas y lo pidiera como deseo, tomó un papel dorado, lo dobló e hizo una grulla y se la regaló para que tuviera la primera.  Sadako empezó a hacer grullas hasta con los papeles de los frascos de medicamentos... logró hacer 644 grullas y murió.

    Ahora hay una Japonesa que vive en Madrid con un proyecto hermoso, el Proyecto de las 1000 grullas.  Pide que 1000 personas en el mundo doble por lo menos una grulla por Japón, se tomen una foto con ella y la envíe a las1000grullas@gmail.com ella las enviará no sé si impresas o en digital al norte de Japón para que los Japoneses sientan el apoyo del mundo entero.

  • Proyecto de las postales: Es un foro argentino que recibe postales hechas por personas comunes y enviadas al correo ayudemosajaponargentina@gmail.com, estas postales son vendidas impresas y el dinero será donado a los damnificados de Japón, al igual que el dinero recogido con la publicidad que está en el blog.

  • Proyecto Design for Japan: Artistas de todo el mundo envían sus obras y las ponen a la venta, el dinero recogido será enviado para ayudar las víctimas en Japón.  Hay cosas hermosas.

  • Proyecto ¿Cómo ayudar desde Colombia?: Una idea que nació en Medellín, como es difícil colaborar desde Colombia la página provee información oficial de Japan Reuters, tiene links de donaciones de dinero a través de Google y PayPal, hay link para donaciones a la Cruz Roja Japonesa, un buscador de personas para todos quienes necesiten información de familiares o conocidos en Japón y un espacio muy importante donde se pide que la gente de sus ideas sobre cómo se puede ayudar desde Medellín y Colombia?

    Esas ideas son importantes, de ahí puede salir un mejor proyecto con lindos resultados.

No olviden, sea cual sea el medio, el proyecto, la forma, lo importante es que queramos hacer un cambio en las vidas de esas personas que están pasando un mal momento hoy.



Justificación del regreso

Llevo mucho tiempo con deseos de compartir cosas de mi vida, de lo que ha pasado desde que regresé de Japón, muchas cosas llegaron a mi vida gracias a los 182 días que viví en ese maravilloso país.  Pero me he contenido de crear nuevas entradas simplemente porque me prometí no hacerlo hasta no terminar de contar la historia de todo lo que viví y aprendí en Japón.

Pero la situación que se está viviendo en este momento en mi lugar favorito del mundo, Japón; me obliga a romper mi propia promesa y a actuar para de alguna manera poder contribuir con el país que tanto me enseñó.

Las entradas de estos días serán un break, en algún momento retomaré la historia de los días que faltan por contar...